imageimageimageimageimageimageimageimage

Veinte años apostando por el algodón orgánico

 

El gerente de Fox Fibre, Santi Mallorquí, contó a Noticias Positivas que la marca nació gracias al contacto que su fundador, Ángel Sánchez Egea, mantuvo con la investigadora norteamericana Sally Fox. “Fox ha sido reconocida como una de las personas que más han hecho en las últimas décadas por el cuidado del medio ambiente y de la salud de las personas”, afirma Mallorquí.

 

El gran mérito de la investigadora fue que consiguió recuperar el pigmento de color natural del algodón orgánico. Color que se había perdido en la revolución industrial como consecuencia de la desaparición de los métodos de cultivo tradicionales. Para recuperar estos pigmentos, Fox empleó métodos completamente naturales, principalmente la polinización cruzada.

 

Siendo fiel al legado de su inspiradora, Fox Fibre prescinde del algodón transgénico, así como de la utilización de productos químicos o sintéticos durante todo el proceso de cultivo, elaboración y fabricación de sus prendas. Tampoco se emplean tintes, frente a los que se prefiere siempre el color natural del algodón.

 

Al margen de la ropa ecológica, la marca ha extendido en los últimos años su oferta de productos. “Esto se debe a que nuestros clientes nos demandan soluciones auténticas y genuinas que van más allá del vestido, y que cada vez abarcan más ámbitos de la vida cotidiana”, señala su gerente. De este modo, Fox Fibre cuenta con su propia línea de cosmética natural, así como con detergentes para la ropa, peluches, toallas o sábanas, entre otras posibilidades.

 

Todos estos productos se pueden conocer a través de la nueva web de la marca, lanzada precisamente con motivo de la celebración de su vigésimo aniversario. El sitio incluye además su propia tienda online.

 

Un significativo reconocimiento


Fox Fibre goza de un importante prestigio entre los pacientes de determinadas enfermedades ambientales, especialmente la fibromialgia, la sensibilidad química múltiple o la electrosensibilidad. El motivo es que estas personas no pueden utilizar prendas que contengan ningún tipo de componente tóxico.

 

“Se da la circunstancia de que nuestros tejidos son los que más aceptan las personas con estas patologías. Este colectivo nos ha acogido como a la marca más auténtica dentro de la ropa orgánica”, destaca Mallorquí.

 

La empresa desarrolla además una activa labor social en este campo, en contacto continuo con asociaciones de afectados, investigadores y expertos, a fin de mejorar la calidad de vida de estas personas.

 

www.foxfibrecolorganic.com

 

font: noticias positivas